Se acabó nuestro primer ciclo de catas COPASPLATOS. Lo cierto es que se nos ha pasado volando y ya echamos de menos estar preparando algo de cara al jueves que viene.

Tenemos que decir que no podríamos haber tenido un final mejor. Con otra disposición de mesa para poder abarcar más asistentes y con unos vinos de lujo, pusimos un cierre de oro a estas catas que tantos buenos ratos nos ha dado, con los hermanos Blanco de Callejuela.

1

Como siempre, comenzamos con un vino de aperitivo en nuestra barra, en este caso Blanco de Hornillos.

Una vez arriba, la naturalidad de Pepe y Paco Blanco nos atrapa por completo. Nos cuentan su historia, cómo es su día a día como mayetos en la viña y la bodega y nos presentan los dos primeros vinos que probaremos, dos mostos con la misma crianza, cuya única diferencia es el pago de donde procede la uva. De esta forma comienzan demostrando la importancia del suelo, del trabajo del campo, de la localización.

2

Más tarde, probamos una manzanilla madura de la gama Callejuela y una manzanilla pasada El Blanquito, de la gama alta, cuyo nombre es en honor a su padre, al ser la bota de la que bebía la familia. Terminamos con un oloroso de premio, El Cerro, también de su gama alta. Y decimos de premio porque realmente lo es, en concreto mejor vino 2015 por El Mundo Vino.

A petición de los hermanos, comenzamos de nuevo con la vieira con crema de calabaza que ya probamos el primer día con Barbadillo.

5

Seguimos con unas alcachofas al azafrán con almejas.

3

Un atún en escabeche.

4

Y por último, carrillada cocinada a baja temperatura.

5

No faltaron las palabras de Ramiro Ibáñez, enólogo de los hermanos Blanco, y reconocido a nivel nacional, la autocrítica del marco y, por supuesto, la felicitaciones y aplausos de los amigos que nos acompañaron en este último viaje por COPASPLATOS. Muchísimas gracias a Pepe y a Paco por enseñarnos un poco más sobre el mundo del Jerez, por mostrarnos unos vinos tan magníficos y por su naturalidad, que hizo sentir a todos como en casa. ¡Muchos éxitos!

7

 

No queremos olvidarnos de Armando Guerra (Barbadillo) y Alejandro Narváez (Forlong). Con ellos comenzó y siguió este primer ciclo de catas. Muchas gracias a todos, para nosotros ha sido un verdadero placer acoger este evento y esperamos que podamos repetirlo muy, muy pronto.

¡Nos vemos en Lantero!